No nacimos para estar parados... - Federación Canaria de Hípica